No menu items!
miércoles, junio 12, 2024

Protestan contra norma en Perú que clasifica siete identidades de género como “enfermedad mental”

Más Leídas
- Publicidad -spot_imgspot_img

Associated Press undefined
LIMA (AP) — Activistas por la diversidad sexual protestaban el viernes frente al ministerio de Salud de Perú para exigir al gobierno que derogue un decreto que considera como “enfermedades mentales” a siete identidades de género, incluida la transexualidad.
La manifestación coincide con el Día Internacional contra la Homofobia, celebrado desde 2005 en recuerdo del 17 de mayo de 1990 cuando se eliminó la homosexualidad —considerada entonces como enfermedad mental— de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) de la Organización Mundial de la Salud.
Centenares de manifestantes reclamaron por la decisión del gobierno de la presidenta Dina Boluarte de clasificar como personas con “problemas de salud mental” a siete identidades de género incluidas el transexualismo, trasvestismo de rol dual, trastorno de la identidad de género en la niñez, otros trastornos de la identidad de género, trastorno de la identidad de género no especificado, el trasvestismo fetichista y la orientación sexual egodistónica.
El ministerio de Salud argumentó la semana pasada que para garantizar cobertura sanitaria a los afiliados a la salud pública, privada o mixta actualizaron esa clasificación. Lo hicieron tomando como referencia categorías de enfermedades de la Organización Mundial de la Salud (OMS) caducas desde 2022.
Su objetivo, según el comunicado difundido tras emitir el decreto, era garantizar que la “cobertura de atención sea completa en salud mental”.
Perú aún mantiene vigente una Clasificación Internacional de Enfermedades de la OMS que ya se dejó de utilizar pero aún no ha implementado la versión más reciente de 2022, que ha incluido a las identidades de género en el capítulo de “condiciones relacionadas a la salud sexual”.
Perú es un país que no reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo.
Con letreros escritos con frases como “mi vida es libertad, no un trastorno”, “la salud no se legisla en el pasado”, “la enfermedad son ustedes, la transfobia mata” o “ninguna diversidad con Dina (Boluarte)”, la protesta pacífica se instaló frente al edificio del ministerio de Salud.
Varios de ellos llevaban tambores y otros gritaban “las personas trans son amor”.
En el país vecino, también hubo una manifestación con decenas de integrantes de un colectivo de defensa de los derechos de la comunidad LGTBI que marcharon hacia la embajada de Perú en Quito en protesta por la nueva norma de Perú y expresar su apoyo a la comunidad.
Con megáfonos, banderas y consignas como “ser trans no es enfermedad” hicieron un plantón en una jornada que llamaron de resistencia. La policía acudió al lugar sin que se generaran incidentes.
Los activistas por la diversidad sexual de Perú han señalado que el decreto expone al colectivo LGTBI+ a prácticas, incluidas las “terapias o prácticas de conversión”, que coinciden en creer que la identidad sexual y orientación de género de una persona puede y debe cambiarse.
La congresista peruana Susel Paredes, del partido Primero La Gente, envió el martes una carta al ministerio de Salud solicitando la derogación de la norma y recordando que en la versión más reciente de la Clasificación Internacional de Enfermedades de la OMS “las identidades trans no son consideradas enfermedades mentales, es decir, una persona trans no debe ser diagnosticada y tampoco necesita tratamiento”.
La organización Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos de Perú dijo en su cuenta de X, antes Twitter, que Perú debe derogar el decreto “ya que existen denuncias vinculadas a abusos y torturas que se han cometido contra personas LGBTI a través de las prácticas de conversión”.

- Publicidad -spot_img
- Advertisement -spot_img
Últimas publicaciones
- Advertisement -spot_img
Más Leídas
Últimas publicaciones

Noticias relacionadas

- Advertisement -spot_img
× ¡Whatsapp La Calle!