No menu items!
domingo, junio 16, 2024

Con picos de botellas lo hirieron durante fiesta en La Cumaca

Más Leídas
- Publicidad -spot_imgspot_img

Un adolescente resultó herido tras ser atacado con picos de botella por un par de ladrones en el sector Lambedero de La Cumaca, municipio San Diego.

El hecho ocurrió el fin de semana cuando una fiesta terminó mal: los agresores (un joven de 19 y otro de 21 años de edad), presuntos delincuentes reconocidos de la zona, saltaron el portón de la parte trasera de la vivienda e irrumpieron en la reunión. “Buscaron directamente a Miguel (16), que no era familia sino un vecino invitado, y le quitaron el celular”, comentó Edith Mirabal. 

Después de arrebatarle el dispositivo móvil, hubo una especie de forcejeo entre el muchacho y los delincuentes. Fue allí cuando el sobrino de Mirabal, otro adolescente de 16 años, intervino en defensa de su vecino. “Él practicaba boxeo así que se metió en la discusión, intercambió unos golpes con los tipos y se fueron”. 

El violento retorno

No pasó mucho tiempo cuando los maleantes, furiosos por la golpiza y con sed de venganza, retornaron con botellas de vidrio quebradas en busca del joven boxeador que se había recluido dentro de la casa. “Yo les pedí calmada que se fueran, que dejaran las cosas así porque no iba a dejar salir a mi sobrino. Cuando supieron que yo era la tía, vinieron por mí. Ya los tenía casi encima con los picos de botella cuando Miguel se interpuso como escudo. Quedó todo cortado”.

El herido fue trasladado al Hospital Dr. Ángel Larralde de Naguanagua, donde recibió asistencia médica de emergencia. Este martes fue citado en la Medicatura Forense CHET para constatar los daños físicos en la investigación.

Mujeres solicitan protección 

Mirabal, junto a la madre de la víctima, introdujo la denuncia en el Cicpc Las Acacias de Valencia el mismo sábado 1 de abril. Esa noche las mujeres vieron pasar al par de maleantes en la moto frente a sus casas, con actitud amenazadora. “Tengo un hijo de 12 años, una hija de 14 y otra que acaba de cumplir 16”, explicó Edith con miedo a que algo pueda sucederle a ella y a su familia.

Las señoras alertaron a las autoridades de lo sucedido, pero no recibieron una respuesta inmediata. 

Mirabal manifestó preocupación por su integridad física y la de su familia y dijo que la situación en general le ha arrebatado el sueño y la tranquilidad. “Si ellos (los atacantes) se drogan y creen que mi sobrino vive en mi casa, una no sabe qué puede pasarnos. Yo estoy sola con ellos y claro que me siento en peligro. No hemos podido dormir”, comentó la señora con voz temblorosa. 

Al momento de esta redacción se tuvo conocimiento de que uno de los agresores fue detenido. El otro aún estaría en libertad. Se espera que los detectives lo aprehendan en las próximas horas para que sea debidamente investigado. 

- Publicidad -spot_img
- Advertisement -spot_img
Últimas publicaciones
- Advertisement -spot_img
Más Leídas
Últimas publicaciones

Noticias relacionadas

- Advertisement -spot_img
× ¡Whatsapp La Calle!