No menu items!
domingo, febrero 18, 2024
spot_imgspot_img

Scalise es el elegido por los republicanos para presidir cámara baja, pero es incierto si lo logrará

Más Leídas

WASHINGTON (AP) — Ahora que los republicanos de la Cámara de Representantes de Estados Unidos han elegido al líder de la mayoría, Steve Scalise, como su candidato a presidir el recinto, comienza la carrera para conseguir los 217 votos que necesitará en el pleno para ganar y ocupar oficialmente el puesto del destituido Kevin McCarthy.

La conferencia del Partido Republicano escogió a Scalise como su candidato el miércoles en una votación secreta. Al salir de la votación, los legisladores dijeron que Scalise había ganado con 113 votos, mientras que el representante de Ohio Jim Jordan, presidente de la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Cámara de Representantes, recibió 99. Un puñado de republicanos decidió no votar por ninguno de los dos.

Con Scalise muy por debajo de 217 en la votación de la conferencia, el camino del congresista de Luisiana a la presidencia es incierto. Estaba manteniendo reuniones para tratar de que los republicanos cerraran filas con él, pero algunos legisladores dijeron que seguían apoyando a Jordan.

McCarthy, de California, fue destituido repentina e inesperadamente de la presidencia la semana pasada después de solo nueve meses en el cargo, y la cámara baja se quedó esencialmente acéfala, con el representante de Carolina del Norte Patrick McHenry como líder interino.

Scalise, que era el segundo al mando después de McCarthy, es un legislador popular que sufrió heridas después de recibir un disparo durante una práctica de béisbol con colegas en 2017. Recientemente anunció que tiene cáncer de sangre, pero ha insistido en que se siente bien y que está a la altura del puesto.

Lo que hay que saber sobre cómo elige la Cámara de Representantes a su presidente:

VOTAR UNO POR UNO

El presidente de la cámara baja normalmente es elegido cada dos años, en enero, cuando la legislatura se organiza para un nuevo periodo de sesiones. Se puede realizar una nueva elección si el presidente muere, si dimite o si es destituido. Esta es la primera vez en que se realiza una elección tras la destitución de un presidente.

En el momento en que la cámara baja tiene quorum —es decir, que está presente el número mínimo de miembros para llevar a cabo una sesión—, cada partido presenta un nominado. Los republicanos nominarán a Scalise. Los demócratas nominarán a su líder actual, el representante de Nueva York Hakeem Jeffries, y votarán por él.

Los representantes están sentados durante la votación de la presidencia. Es una de las pocas ocasiones en que los legisladores están todos sentados en el recinto.

Una vez que comienza la votación nominal para elegir presidente, los miembros son nombrados uno por uno y gritan su voto. El candidato para la presidencia necesita la mayoría de los votos de los miembros de la cámara baja presentes y votantes. La cámara baja votará las veces que sean necesarias hasta que alguien alcance ese umbral.

McCarthy ganó la presidencia por un estrecho margen en enero, en la 15ta ronda de votación.

COMPLICACIONES POTENCIALES

Scalise enfrenta varios desafíos en vísperas de la votación en el pleno. Casi la mitad de la conferencia de los republicanos apoyaba a Jordan. Aunque algunos de ellos han dicho que ahora votarán por Scalise, éste necesitará del respaldo de prácticamente cada republicano de la cámara baja para ganar la presidencia.

Además, los legisladores pueden votar a quien quieran en el pleno. Aunque tradicionalmente el candidato a presidente ha sido un miembro de la cámara baja, esto no es un requisito. Unos cuantos miembros republicanos en enero votaron por el expresidente Donald Trump, lo que restó votos a McCarthy.

Históricamente, el número mágico para convertirse en presidente ha sido de 218 de los 435 miembros de la Cámara de Representantes. Sin embargo, muchos presidentes anteriores, incluidos McCarthy y la expresidenta Nancy Pelosi, han ganado con menos votos que eso porque algunos miembros votaron presente en lugar de gritar un nombre. Cada legislador que vota “presente” disminuye el número total de votos necesarios para alcanzar la mayoría.

De los 435 escaños de la cámara baja hay dos vacantes en este momento, lo que implica que harían falta 217 votos para convertirse en presidente si todos los legisladores votaran por un candidato.

PASO DEL MAZO

Cuando un candidato a presidente obtiene la mayoría de los votos, el secretario anuncia que ha sido elegido.

A continuación, una comitiva bipartidista, formada normalmente por miembros del estado de origen del candidato elegido, escolta al presidente electo hasta el estrado, donde presta juramento. El nuevo presidente suele pronunciar un breve discurso.

Los presidentes salientes por lo general acompañan a sus sucesores en el estrado, donde se pasan el mazo en señal de transición pacífica del poder. No está claro si McCarthy lo hará o si la tarea recaerá en McHenry.

PONIÉNDOSE A TRABAJAR

En cuanto un presidente o presidenta jura su cargo, inmediatamente toma el mando. Rápidamente se coloca una placa con su nombre en la puerta de la amplia oficina de la presidencia, junto a la Rotonda, y se trasladan sus pertenencias.

McCarthy fue fotografiado señalando su propio nombre encima de la puerta pocas horas después de su elección en enero. Los trabajadores del Capitolio estaban sacando el miércoles los muebles de la oficina del presidente.

Scalise ha dicho que si es elegido, su primera acción será aprobar una resolución bipartidista que deje claro que la cámara baja apoya a Israel en su guerra contra Hamas. El presidente de la Cámara de Representantes también tendrá que encontrar rápidamente una manera de unir a los republicanos y mantener el gobierno abierto antes de la fecha límite de mediados de noviembre.

___

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Últimas publicaciones
- Advertisement -spot_img
Más Leídas
Últimas publicaciones

Noticias relacionadas

- Advertisement -spot_img
× ¡Whatsapp La Calle!