No menu items!
viernes, junio 14, 2024

Análisis: Así está la lucha política por las Primarias

Más Leídas
- Publicidad -spot_imgspot_img

(Carlos Subero)  Los nubarrones que se ciernen sobre el proceso de Primarias de la Plataforma Unitaria para el 22 de octubre, dejan ver lo importante que ese conteo tiene para los intereses políticos de la oposición.

Una de los puntos neurálgicos del asunto surgió esta semana cuando el gobernador del Zulia, Manuel Rosales, declaró a los periodistas de la región que él no saldría a participar en torneo de insultos sino que resistiría sin hablar.

Pero añadió otro detalle. Un ataque a la primaria en sí, cuando señaló que no debía ser una elección donde se votara debajo de un árbol o con conteo manual. Precisamente, eso se parece a lo que la Comisión Nacional de  Primarias, encabezada por Jesús María Casal, tiene previsto para el 22 de octubre próximo. No hay aun previsiones exactas sobre cuáles y cuántos serán serán los centros de votación que funcionarán ese día. Se desconoce dónde estarán ubicados esos centros adonde los electores de oposición podrán acudir a sufragar.

¿Coincidencia de intereses?

Pero las palabras de Rosales dejan en evidencia una coincidencia de intereses con el chavismo, grupo que desea evitar que ese evento electoral le dé un impulso político a la Plataforma Unitaria y la afiance como la referencia vital de la oposición venezolana para los comicios del 2024.

Rosales, como miembro del llamado G-3, y factor importante en la Plataforma Unitaria, puede temer que un triunfo de la precandidata María Corina Machado, quien encabeza las encuestas, pueda significar su desplazamiento severo en su trascendencia política. Machado ha declarado, por ejemplo, que sustituirá a todo el equipo negociador de México. Con esto, se vislumbra que la líder eventualmente electa el 22 de octubre, se tomará atribuciones políticas más allá de lo que implica ser la abanderada presidencial de la Plataforma Unitaria.

El escepticismo que mostraban las palabras de Rosales no es ajeno tampoco a Capriles, candidato a la primaria por Primero Justicia, otro de los factores del G-3 y la Plataforma Unitaria.  Él aspiraba una primaria con todos los 14 mil centros de votación del país activados el 22 de octubre para que hubiere una Primaria amplia y participativa, que diera un fuerte mensaje político al país.

¿Cuatro mil centros de votación o cuántos?

Después que se anunció la ruptura de las negociaciones de la Comisión de Primaria con el Consejo Nacional Electoral (CNE), Capriles lo admitió y propuso entonces abrir unos cuatro mil centros de votación. Eso está en la mesa de discusión y nada hay concreto aun sobre ese punto.

Falta ver qué pasará en el G-3, cuando la Comisión de Primaria decida sobre la cantidad de centros de votación que se activarán para el 22 de octubre.

Es claro que la oposición siempre ha mostrado más fuerza en las zonas de clases medias, y se estima que hacia allá estaría la mayor cantidad de centros que se podrían abrir el 22 de octubre. Es más complicado para los opositores abrir locales en los barrios populares, debido a la pugna que se genera con los sectores oficialistas en esas zonas.

Una muestra de este problema fue el incidente que tuvo la candudatura de Machado esta semana cuando hubo de suspender una visita a un barrio de Petare, municipio Sucre del Estado Miranda, debido a la protesta de sectores oficialistas.

Día seguido a eso, este miércoles, el chavismo realizó muy cerca de allí, en el barrio El Carpintero, de Petare, un acto multitudinario con la presencia del gobernador Héctor Rodríguez, y otros dirigentes nacionales del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv).

El mensaje que se deduce es “no entrarás en territorio que es nuestro”.

Se plantea que mientras María Corina Machado admite unas primarias marcadas por centros de votación mayormente en zonas de clases medias, Capriles, Ramos Allup y Rosales  pugnan por una elección abierta para todos,sobre todo en los barrios populares donde se concentra la mayor cantidad de electores venezolanos..

Este punto es neurálgico.

Sin embargo, este miércoles, Capriles despejó dudas, al señalar que “conmigo no cuenten para dividir a la oposición”, con lo que sugiere que podría no hacer de eso una razón para quebrar la unidad.

Y la unidad política, para Capriles, es el secreto para derrotar al chavismo.

Queda claro que el exgobernador de Miranda aludía a que una suspensión de la primaria sería un fuerte golpe político que afectaría a los factores que llevan candidatos para ese evento.

Candidato sustituto

El otro punto que Capriles ha despejado este miércoles es que si resultara elegido y no se pudiera postular, debido a su inhabilitación, entonces cedería el espacio para que hubiese otro candidato presidencial para 2024, de parte de la alianza surgida de la Primaria.

Sobre ceder la candidatura por razones de inhabilitación, Capriles es el único que se lo ha planteado. Machado no ha soltado prenda pública sobre ese asunto que le incluye personalmente, y solo ha señalado que el candidato debe ser el que gane la primaria y que la lucha es “hasta el final”.

Capriles comentó ayer que para él, “el final” significa las elecciones presidenciales de 2024. Pero sobre esto, Machado no ha hecho comentario.

Otras amenazas

No son las expuestas las únicas amenazas que tiene hasta ahora la convocatoria opositora.

El personaje Luis Ratti tiene un libelo ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) solicitando detener ese proceso, y alega la participación de aspirantes inhabilitados que no se pueden postular oficialmente en las presidenciales de 2024.

El chavismo ha negado su relación con Ratti y se ha desmarcado de que fueran ellos la amenaza sobre las primarias.

Una sentencia contra la Primaria, de parte del TSJ, dejaría al chavismo como principal beneficiario y a María Corina Machado como la principal doliente, amén de que afectaría a todos los grupos participantes inscritos para ese evento.

Sin embargo, el chavismo preferiría que la idea de suspender las primarias pudiera partir del propio G-3, desde donde ya se han mostrado escepticismos. Con esto, se evitaría la posibilidad de una reacción de protesta de parte de sectores de oposición, y todo quedaría como algo que ocurrió entre los propios opositores.

Pero, todo eso está en curso y debe despejarse en las próximas semanas.

 

- Publicidad -spot_img
- Advertisement -spot_img
Últimas publicaciones
- Advertisement -spot_img
Más Leídas
Últimas publicaciones

Noticias relacionadas

- Advertisement -spot_img
× ¡Whatsapp La Calle!