No menu items!
lunes, mayo 27, 2024

Una corte europea respalda el derecho de Italia a reclamar una escultura de bronce al Museo Getty

Más Leídas
- Publicidad -spot_imgspot_img

ROMA (AP) — Una corte europea respaldó el jueves el derecho de Italia a confiscar una valiosa escultura griega del Museo J. Paul Getty de California, al rechazar la apelación del museo y concluir que Italia tiene derecho a intentar reclamar una pieza importante su herencia cultural.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos concluyó que los esfuerzos iniciados hace años por Italia para recuperar la escultura “Juventud victoriosa” no eran desproporcionados.

El Getty había apelado un fallo del alto tribunal italiano en 2018 que confirmó la orden de confiscar la pieza emitida por una corte menor.

“Juventud victoriosa”, una escultura de bronce de tamaño natural realizada entre el 300 aC y el 100 aC, es una de las piezas más destacadas de la colección de Getty.

Una corte italiana en Pesaro ordenó que fuera confiscada y devuelta en 2010, en el apogeo de la campaña italiana para recuperar antigüedades saqueadas de su territorio y vendidas a museos y colecciones privadas de todo el mundo.

El Getty defiende desde hace mucho sus derechos sobre la estatua y dice que Italia no tiene autoridad sobre ella.

Entre otras cosas, el museo alega que la escultura es de origen griego, se encontró en aguas internacionales y nunca ha formado parte del patrimonio cultural italiano. Ha citado un fallo de la Corte de Casación en 1968 que no encontró pruebas de que la estatua perteneciera a Italia.

La pieza, sacada del mar en 1964 por pescadores italianos, fue adquirida por Getty en 1977 por cuatro millones de dólares y lleva expuesta desde entonces en el museo.

Tras la decisión del jueves de una de las salas de la corte europea, con sede en Estrasburgo, Francia, las dos partes tienen tres meses para pedir que el caso se instruya en la Gran Sala del tribunal para obtener un fallo definitivo.

Getty no hizo comentarios en un primer momento sobre el fallo, y sus abogados derivaron las preguntas al museo.

El centro había apelado al tribunal europeo alegando, entre otras cosas, que la orden italiana de incautación de 2010 violaba su derecho a disfrutar de sus posesiones y que se vería privado de ese derecho si las autoridades estadounidenses ejecutan la orden.

Sin embargo, la corte falló a favor de Italia y respaldó con firmeza el derecho de Italia de buscar la protección de su patrimonio cultural, especialmente ante la exportación ilegal.

“La corte podría añadir que debido, en particular, a la negligencia o mala fe del Getty Trust al adquirir la estatua pese a estar al tanto de las reclamaciones del estado italiano y sus esfuerzos por recuperarla, la orden de incautación era proporcional al objetivo de garantizar la devolución de un objeto que formaba parte del patrimonio cultural italiano”, indicó el sumario del fallo.

La escultura, apodada “el bronce del Getty”, es una pieza emblemática del museo. La escultura de unos 1,5 metros (5 pies) de altura representa a un joven deportista que alza la mano derecha hacia una corona de laurel en su cabeza, y es una de las pocas esculturas griegas de bronce de tamaño natural que ha sobrevivido hasta nuestros días.

Aunque el artista es desconocido, algunos expertos creen que fue obra de Lisipo, el escultor personal de Alejandro Magno.

Se cree que la pieza se hundió con el barco que la llevaba a Italia después de que los romanos conquistaran Grecia. Tras ser encontrada en las redes de pescadores de arrastre italianos en aguas internacionales en 1964, supuestamente estuvo enterrada en una huerta de coles en Italia y escondida en la bañera de un sacerdote antes de ser sacada de Italia.

El gobierno italiano dice que fue llevada a Italia y después exportada de forma ilegal, y es esa exportación ilegal la que fundamenta su orden de incautación.

Italia ha logrado recuperar miles de objetos de museos, colecciones y propietarios privados de todo el mundo que afirma fueron saqueados o robados del país de forma ilegal, y hace poco inauguró un museo para albergar las piezas hasta que puedan devolverse a las regiones de las que se saquearon.

La obra más importante hasta ahora que ha conseguir recuperar Italia es la Crátera de Eufronio, una de las ánforas griegas antiguas más destacadas que se conservan. El Museo Metropolitano de Arte en Nueva York, que la adquirió por un millón de dólares en 1972 a un marchante de arte acusado más tarde de comprar piezas saqueadas, regresó a Italia en 2008.

En 2007, el Getty aceptó —sin reconocer ninguna acción incorrecta— devolver 40 piezas a cambio del préstamo de largo plazo de otros objetos. Se han alcanzado acuerdos similares con otros museos.

Según el acuerdo de 2007, las dos partes aceptaron aplazar más conversaciones sobre “Juventud victoriosa” hasta que el caso se decidiera en los tribunales.

- Publicidad -spot_img
- Advertisement -spot_img
Últimas publicaciones
- Advertisement -spot_img
Más Leídas
Últimas publicaciones

Noticias relacionadas

- Advertisement -spot_img
× ¡Whatsapp La Calle!