No menu items!
sábado, febrero 24, 2024
spot_imgspot_img

Mandataria italiana Meloni se separa de su pareja por comentarios sexistas a compañera de trabajo

Más Leídas

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, ha anunciado este viernes 20 de octubre la separación de su hasta ahora pareja, el periodista Andrea Giambruno, después de que se hayan emitido en televisión los bochornosos comentarios sexistas que realizaba a micrófono cerrado durante su programa televisivo a una compañera de trabajo.

“Mi relación con Andrea Giambruno, que ha durado casi diez años, termina aquí. Le doy las gracias por los maravillosos años que pasamos juntos, por las dificultades que atravesamos y por darme lo más importante de mi vida, que es nuestra hija Ginevra”, ha anunciado en una publicación en las redes sociales la líder de Hermanos de Italia, en una imagen de ambos junto a su hija.

La premier explica que hace tiempo que sus caminos se separaron, por lo que es momento de “tomar nota” “Defenderé lo que fuimos, defenderé nuestra amistad y defenderé, a toda costa, a una niña de siete años que quiere a su madre y quiere a su padre, como yo no pude querer al mío. No tengo nada más que decir al respecto”, continúa, recordando el doloroso abandono que sufrió por parte de su padre cuando era solo una niña.

El anuncio llega después de que Giambruno, en los últimos meses haya estado en el ojo del huracán por algunas de las posiciones que mantenía como presentador de Diario del giorno, un programa periodístico de Mediaset. Pero la gota que ha colmado el vaso ha llegado esta semana, después de que el programa humorístico Striscia la notizia, del mismo grupo televisivo, haya emitido conversaciones que mantenía a micrófono cerrado con sus compañeras de trabajo.

Todo comenzó el miércoles, cuando publicaron unas imágenes grabadas en una pausa del programa en que presumía de su cabello y realizaba otros comentarios fuera de tono, incluso llegando a preguntar a una periodista: “¿Por qué no te he conocido antes?”. Pero en la emisión de ayer fue más lejos, al decirle a una compañera de trabajo frases como: “¿Me puedo tocar el paquete mientras hablo contigo?”, “¿estás comprometida?” o “¿eres una persona de mente abierta?”. “¿Sabes que yo y (XXXXX) estamos teniendo una historia? Todo Mediaset lo sabe, ahora vosotros también lo sabéis, pero buscamos un tercer participante porque hacemos tríos, incluso cuartetos con…”, se le escucha decir. Después, le pregunta si se uniría a su “grupo de trabajo” y, al contestar ella afirmativamente y preguntar si debe realizar una “prueba de aptitud”, le responde: “Sí, se folla”.

No es la primera vez que el periodista avergüenza a la primera ministra. A finales de agosto, después de conocerse el caso de una violación en grupo en Palermo que conmocionó a Italia, Giambruno fue noticia por una polémica frase en que aseguraba que las mujeres que no se emborrachan “evitan al lobo”. “Si vas a bailar, tienes todo el derecho de emborracharte, no debe haber ningún tipo de malentendido. Pero si evitas emborracharte y perder el conocimiento, quizás también evitas determinadas problemáticas porque después encuentras al lobo”, aseguró el presentador de Mediaset.

El hasta ahora compañero sentimental de Meloni ya había sido criticado por la prensa progresista en julio por unas palabras que fueron tachadas de negacionismo climático al bromear sobre la ola de calor que golpeaba Italia como algo que “no es una gran noticia”. También causó revuelo una frase contra el ministro de Sanidad alemán, Karl Lauterbach, que había asegurado que el cambio climático estaba “destruyendo el sur de Europa” y que si las cosas seguían así, el turismo en Italia no tendría futuro “a largo plazo”. “Si no te parece bien te quedas en tu casa. Estás en la Selva Negra, estás bien, ¿no?”, afirmó entonces el periodista.

La primera ministra italiana conoció a Giambruno en el 2014, cuando era solamente la líder de un nuevo partido ultraderechista italiano llamado Hermanos de Italia. Acudió como invitada a un programa televisivo llamado Quinta Colonna. Llegaba con prisas, hambrienta, y durante una pausa publicitaria le pidió a su ayudante que le trajera algo de comer. Le llevaron un plátano, pero todavía no se lo había acabado cuando debía volver en directo. Fue entonces cuando un periodista que trabajaba en el programa, Andrea Giambruno, corrió a arrebatarle la fruta de la mano. “Solo me faltaba Meloni en directo con un plátano”, recordaba él a la prensa italiana. Meses después, coincidieron de nuevo en una transmisión y Meloni le mandó un mensaje. Así empezó una relación de la que nació Ginevra, la hija de ambos, de siete años. Nunca se llegaron a casar, pese a la férrea defensa de la familia tradicional que realiza la primera ministra italiana.

“Todos aquellos que esperaban debilitarme golpeándome en casa deberían saber que por mucho que la gota espere perforar, la piedra, la piedra sigue siendo piedra y la gota sólo es agua”, ha avisado Meloni en su publicación de esta mañana.

Tomado de La Vanguardia

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Últimas publicaciones
- Advertisement -spot_img
Más Leídas
Últimas publicaciones

Noticias relacionadas

- Advertisement -spot_img
× ¡Whatsapp La Calle!