No menu items!
viernes, febrero 23, 2024
spot_imgspot_img

Organización Mundial de la Salud en alerta por repunte de infecciones respiratorias en niños de China 

Más Leídas
Desde el pasado mes de Octubre los hospitales infantiles se encuentran abarrotados de menores con Mycoplasma pneumoniae 

Por Nashua López F.

  La Organización Mundial de la Salud tiene varios meses monitoreando el incremento de casos de infecciones respiratorias en China, específicamente en la población infantil.

Es por ello que se ha generado una preocupación global, pues hasta el momento no hay un diagnóstico claro de la enfermedad, solo es similar a la neumonía, los hospitales infantiles de Pekín y Liaoning se han abarrotado de niños enfermos, incluso las clases de los colegios han estado a punto de suspenderse.
Por su parte las autoridades chinas han atribuido el aumento en la incidencia de las enfermedades respiratorias en niños al levantamiento de las restricciones por la covid-19, así como a la llegada de la temporada de frío y a la circulación de patógenos conocidos como la gripe, el virus respiratorio sincitial (VSR), algunos adenovirus y rinovirus, el SARS-CoV-2 “causante de la covid” y, en gran medida, a la bacteria Mycoplasma pneumoniae.
Durante los picos invernales posteriores a la pandemia de covid-19, muchos países se han enfrentado a un aumento considerable de infecciones por gripe y por el virus respiratorio sincitial (VSR), pero en China, las infecciones por Mycoplasma pneumoniae han sido más frecuentes, esta también se asocia a infecciones en sitios anatómicos diferentes de los pulmones, como la piel, el sistema nervioso central, la sangre, el corazón y las articulaciones.
El género Mycoplasma contiene decenas de especies diferentes, engloba bacterias que carecen de pared celular y que generan una amplia gama de síntomas e infecciones. Mycoplasma pneumoniae era una causa común de infecciones del tracto respiratorio antes de la pandemia de covid-19, con una incidencia mundial del 8,61 % entre 2017 y 2020. Los brotes graves suelen ocurrir a finales de los meses del verano y principios del otoño.
Las restricciones originadas por la covid-19 redujeron la incidencia de este patógeno, pero en la actualidad continúa siendo una causa común de neumonía atípica. De hecho, la bacteria es una causa frecuente de neumonía adquirida en la comunidad, entre personas sanas menores de 40 años.
Hasta el 40 % de las neumonías adquiridas en la comunidad, especialmente en niños en edad escolar, son causadas por Mycoplasma pneumoniae.
Tras la introducción de las vacunas neumocócicas conjugadas, este microorganismo se ha convertido en la causa bacteriana más prevalente de neumonía adquirida en la comunidad para niños que requieren hospitalización en los países occidentales.
 La propagación en familias, escuelas e instituciones se produce lentamente, pero de forma constante.

Así se contagia

Mycoplasma pneumoniae se transmite a través del contacto con gotitas de la nariz y de la garganta de personas infectadas, especialmente cuando tosen y estornudan.
 El período de incubación oscila entre cuatro días y tres semanas. Sus síntomas típicos, pueden persistir desde unos pocos días hasta más de un mes, incluyen fiebre, tos, bronquitis, dolor de garganta, dolor de cabeza y cansancio.
Una consecuencia común de la infección por Mycoplasma pneumoniae es la aparición de neumonía atípica, que suele ser leve y rara vez requiere hospitalización.
Si las infecciones por Mycoplasma pneumoniae resurgen, como parece que está pasando en China, podrían afectar a la población mundial que no ha estado expuesta a la bacteria durante los últimos tres años, y provocar un aumento de enfermedades raras graves y manifestaciones extrapulmonares.
Otra especie de Mycoplasma, Mycoplasma genitalium, también está generando preocupación. Es considerado, cada vez más, un patógeno emergente de transmisión sexual y una causa de uretritis no gonocócica y cervicitis, y está asociado con la enfermedad inflamatoria pélvica, complicaciones del tracto reproductivo en mujeres y resultados adversos del embarazo.

Resistencia a los antibióticos

¿Y cómo se combaten las infecciones por Mycoplasma? Algunos antibióticos, como la penicilina, destruyen a las bacterias atacando las paredes celulares, pero como los micoplasmas carecen de pared celular, son inherentemente resistentes a la amplia familia de los antibióticos betalactámicos.
Históricamente, los macrólidos (por ejemplo, la azitromicina), las tetraciclinas (como la doxiciclina) y las fluoroquinolonas han sido eficaces para combatir las infecciones por micoplasmas. No obstante, la prevalencia de micoplasmas urogenitales resistentes a los antibióticos, como en el caso de Mycoplasma hominis, ha ido aumentando gradualmente a lo largo de los años.
Algunos estudios muestran que las tasas de resistencia del patógeno a los macrólidos en el área de Pekín están entre el 70 % y el 90 %. Estados Unidos y Europa también han informado de resistencia a este tipo de antibióticos. Las tetraciclinas son una alternativa para el tratamiento de adultos con posibles infecciones por Mycoplasma pneumoniae resistentes a macrólidos.
Estas resistencias pueden contribuir a los altos niveles de hospitalización por Mycoplasma pneumoniae registrados en China, porque dificultan el tratamiento y retardan la recuperación de las infecciones por neumonía bacteriana.
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Últimas publicaciones
- Advertisement -spot_img
Más Leídas
Últimas publicaciones

Noticias relacionadas

- Advertisement -spot_img
× ¡Whatsapp La Calle!