No menu items!
lunes, mayo 27, 2024

Ayrton Senna marcó pauta en el mundo de la Fórmula Uno

Más Leídas
- Publicidad -spot_imgspot_img

Por: Eduardo Chapellín

Han pasado tres décadas desde su trágica muerte por un fuerte choque sufrido en la siempre peligrosa curva de Tamburello en el Autódromo Enzo e Dino Ferrari en Imola, Italia, durante el Gran Premio de San Marino de 1994 en la Fórmula Uno, pero el recuerdo de Ayrton Senna da Silva sigue imborrable entre los amantes del automovilismo mundial.

El impacto de su muerte ocurrida ese 1 de mayo de 1994, fue impresionante en Brasil. Por una casualidad de la vida estuvimos en Río de Janeiro ese primero de mayo, debido a que como periodista cubrimos un Mundial de Surf que se celebró en las playas de ese balneario.

Televisoras y radios se centraron todo el día y la noche en contar los pormenores de esa fatal noticia.  Se decretaron tres días de duelo nacional y luego observamos por televisión como más de un millón de personas acompañaron al féretro que circuló por las avenidas de la capital brasilera, Sao Paulo, hasta su última morada.

Se fue con apenas 34 años. Desde niño, cuando comenzó a competir en el karting a los ocho años, lo suyo fueron los motores y rápidamente escaló posiciones hasta la Fórmula Uno, donde defendió los colores de las escuderías Toleman, Lotus, McLaren y Williams, entre 1984 y 1994.

Fue campeón mundial en los años 1988, 1990 y 1991; mientras quedó subcampeón en 1989 y 1993; tercero en 1987 y cuarto en las justas de 1985, 1986 y 1992, acumulando en total 41 victorias (seis de ellas en el Gran Premio de Mónaco, récord para esta ciudad de las apuestas), 80 podios y 65 pole positions en tan solo 162 clasificaciones, con efectividad superior al 40 %.

Desde la muerte de Senna y Roland Ratzenberger (este en las prácticas del día anterior) se incrementaron las medidas de seguridad en la Fórmula Uno. Fueron efectivas, ya que pasaron dos décadas sin accidentes trágicos, hasta que en octubre de 2014 Jules Bianchi sufrió un accidente en el circuito de Suzuka, Japón, que lo llevó a la muerte meses después.

El colega Octavio Estrada, especialista e historiador del mundo de los motores nacionales, recordó que en 1991, durante unas declaraciones a Carlo Cavicchi de la revista Autosprint, Senna citó que Johnny Ceccoto era su compañero de equipo en Toleman en 1984, su primer año en la Fórmula Uno y le destacó al periodista que el venezolano, como compañero de escudería, “fue quien más me exigió”.

Y Senna nunca fue alguien que le soltara piropos a alguien. Era demasiado competitivo. Fueron históricas sus pugnas con el francés, apodado “Profesor” Alain Prost, dentro y fuera de las pistas. La leyenda de Senna se mantiene, entre otras cosas, debido a que su manera de conducir arriesgada cautivaba a las multitudes… algo que en parte le costó la vida.

Además, en una época que mandaban los pilotos europeos y estadounidenses, él logró ser número uno varias veces en los ochenta y noventa, como lo fue el argentino Fangio en los años cincuenta, cuando logró cinco cetros mundiales, algo al alcance de Senna si la muerte no lo hubiera emboscado un 1 de mayo de 1994.

- Publicidad -spot_img
- Advertisement -spot_img
Últimas publicaciones
- Advertisement -spot_img
Más Leídas
Últimas publicaciones

Noticias relacionadas

- Advertisement -spot_img
× ¡Whatsapp La Calle!